Top
‘El recuerdo’ minería sostenible que cambia vidas – Carlos Cante
fade
3574
post-template-default,single,single-post,postid-3574,single-format-video,eltd-core-1.1.1,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

‘El recuerdo’ minería sostenible que cambia vidas

‘El recuerdo’ minería sostenible que cambia vidas

Tuve la oportunidad de visitar a mis amigos de MinerCondor SAS en Socha, Boyacá, una mina subterránea de extracción de carbón en la vereda El Mortiño, que no solo es una muestra del importante trabajo que representa la pequeña minería en Colombia, sino también, un vivo ejemplo de que es posible la minería bien hecha en nuestro país.

Hace 15 años, la familia Perico inició sus labores en la mina ‘El Recuerdo’, un primer momento de exploración que tardó cerca de cuatro años, y posteriormente, paso a paso, se fue convirtiendo en el proyecto carbonífero y de minería más importante de la región.

Su producción, que está muy por encima del promedio, es de 7.000 toneladas por mes y que, según sus dueños, es el resultado de un trabajo comprometido, constante y soportado en la unión familiar. Como bien lo dice Esteban Perico, uno de los hermanos encargado de liderar la mina: “Estamos haciendo lo que nuestros padres hubieran querido que hiciéramos, mantenernos unidos”.

‘El Recuerdo’ es un proyecto que piensa siempre en el bienestar de sus trabajadores, el medio ambiente y el desarrollo de la región; actualmente genera cerca de 170 empleos directos parahabitantes de Socha y Sogamoso principalmente.

Esta empresa de pequeña minería, vende su carbón a Milpa, Coquecol del grupo Gerdau y Carbocoque, todas empresas con amplía experiencia en el mercado, que han depositado su confianza en la familia Perico y su trabajo incansable por hacer minería segura y con buenas prácticas.

‘El Recuerdo’, tiene actualmente dos mantos que son explotados, uno de ellos con alta concentración de metano, lo que representa un alto riesgo para sus trabajadores, pero que, con la seguridad como bandera de la mina, han establecido acciones para el monitoreo de gases, motores anti-explosion, auto rescatadores y la migración de equipos eléctricos a sistemas neumáticos.

La mina ha traído desarrollo a las comunidades aledañas, y eso lo han logrado a través de la concertación con las comunidades, brindando oportunidades y actuando siempre de cara a los habitantes de la región. Igualmente, han demostrado su compromiso con acciones como la de sembrar más de 2000 árboles en un terreno que antes de la mina estaba deforestado por la ganadería.

Por eso, la empresa tiene una persona dedicada al relacionamiento con la comunidad, Myriam Perico, otra de las hermanas que ha sostenido con esfuerzo esta empresa. Ella dice con orgullo que su trabajo consiste en que los trabajadores y las comunidades puedan vivir en armonía y dice que, con los empleados ha servido “hasta de psicóloga”, con tal de mantener una relación de confianza que perdure.

Con este recorrido por ‘El Recuerdo’ reafirmé que cualquier actividad productiva, en este caso la minería, es posible hacerla con los mejores estándares, no solo en materia de explotación, sino de sostenibilidad ambiental, responsabilidad social y bienestar laboral.

admin
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.